Nuestros orígenes

 

 

 

Estamos en Emilia Romagna, una tierra justa y generosa, donde se originaron muchas  de las innovaciones que han transformado nuestro mundo y, a menudo han causado el desarrollo de todo nuestro país. No es una coincidencia que nuestra bandera nacional fue diseñado y utilizado por primera vez aquí.

 

Julio César formó  aquí el ejército con el que se trasladó a conquistar el mundo conocido y partió de aquí a la conquista de la propia Roma, marcando el principio del imperio que dio origen a la civilización occidental y que formó sus costumbres y determinó estructura jurídica y el lenguaje de muchos países.

 

La nuestra es una tierra de excelencia, que abarca casi todos los ámbitos de la cultura de la comunidad humana, las ciencias, las artes y los alimentos.

 

La primera universidad del mundo, la "Alma Mater Studiorum " fue fundada en Bolonia, donde nació Alejandro Volta, inventor de la batería y el primero para determinar el concepto de la cantidad de electricidad y Luigi Galvani era de la nuestra tierra tambien. Aquí tuvimos la primera transmisión de radio, gracias a Guglielmo Marconi.

 

 

Hablando de música, entre muchos otros, tuvimos Arcangelo Corelli, Gioacchino Rossini, Giuseppe Verdi, Arturo Toscanini, Ottorino Respighi y Luciano Pavarotti. En Emilia Romagna han crecido o han experimentado algunos de los cineastas más célebres del cine italiano: Federico Fellini, Michelangelo Antonioni, Pier Paolo Pasolini y Pupi Avati. La moda también tiene sólidas raíces en nuestra tierra, por ejemplo, Giorgio Armani y muchos de los más famosos fabricantes de calzado compartir nuestros orígenes.

 

Volviendo a la tecnología, una vez que no es casualidad que Enzo Ferrari, Ferruccio Lamborghini, los hermanos Maserati, Ettore Bugatti, Amédée Gordini y Antonio Cavalieri Ducati, eran todos de aquí y el nombre de "Valle del Motor" es de hecho correcta para nuestra tierra. Pero la descripción detallada de toda la excelencia de Emilia Romaña requeriría un libro en sí mismo.

 

Sobre nosotrosss

ITG in pocas parablas

Nuestros orígenes